Mil consejos para entrenar

Mil consejos para entrenar

“Consejos vendo…”
Que te acompañe en el camino, no siempre significa que yo sepa recorrerlo a la perfección.
-.
Muchas veces en clase te digo que no te exijas tanto, que confíes, que fluyas y que no tengas miedo.
Cosas en las que creo y que te digo porque de alguna manera lo que veo en ti, también lo reconozco en mi.
Por eso que cuando TE lo digo… a la vez, ME lo digo.
-.
Yo también quiero:
Saber parar.
Escucharme, entenderme y hacerme caso.
Dejar ese rol de “mujer multitarea”.
Abandonar la idea de querer hacerlo todo bien…
.-
Encontrar el justo equilibrio.
Aprender de los errores.
Sobre todo de ellos.
-.
Y eso intento, eso hago, eso me propongo cada mañana: estar en armonía, amar, tener energía, tener calma. Peeeero…
-.
Hay días maravillosos… y hay días como el de hoy, en el que me siento pensativa, algo melancólica y con muchas ganas de ver a mi madre y a mi abuela, mis grandes maestras… las que siempre me hacen falta.
-.
Días en los que más que nunca me sé aprendiz de todo y en donde me veo en la necesidad de decirte que el camino del profe de pilates o de yoga, también es un sendero de eterna búsqueda.
Ser profe de algo, no significa que uno se las sepa todas, ni que sea buda… Yo, al igual que tu, estoy descubriendo de qué va esto de la vida… y aunque no lo creas aprendo de tí mucho más de lo que te puedas imaginar.
-.
Por eso, gracias. Gracias por estar ahí, por ser mi espejo, por mostrarme caminos que no conocía, por abrirme puertas hacia historias nuevas… por darme ganas de seguir aprendiendo, por acompañarme y crecer a mi lado.
.-
Seguimos, paso a paso.
Siempre en la ruta.

Deja una respuesta